Nosotros

En el año 2000 se funda la bodega de Ricardo Abal Padín, amparada por el Consejo Regulador Rías Baixas.

Se trata de una empresa familiar situada en el valle del Salnés, concretamente en San Adrián de Vilariño, que comienza su andadura elaborando tan sólo 5.000 Litros de vino albariño en depósitos de acero inoxidable.

En un principio, la uva procede de las parcelas pertenecientes a la familia, que cuenta con una superficie aproximada de dos hectáreas, pero con el paso de los años, para satisfacer las necesidades del mercado fue necesario acudir a la compra de dicho producto y disponer de varios proveedores-viticultores, ya que en la actualidad se elaboran cerca de 70.000 Litros. Debido a este crecimiento se adquirió maquinaria más moderna y eficaz, especialmente para el proceso de vendimia y embotellado.

En las etiquetas de las dos marcas aparece reflejada la figura de un Grifo que simboliza la lucha, el esfuerzo y el trabajo que nos indica que nunca debes rendirte.